Me llamo LIS y soy una gatita un poco independiente. No es que no me guste el contacto humano, pero la verdad que prefiero los gatos y poder andar por ahí. Lo de estar encerrada en un piso me cuesta un poco. Necesito una familia que me deje mucho espacio y respete mi ritmo de vida.